Más turismo por Bangkok

Nuestro último día en Bangkok…y con muchas cosas por ver!!!

A las 9 de la mañana (horario sin forzar madrugón) estábamos en marcha, cogiendo un tuc tuc, que nos recomendó pasar por una agencia de viajes para reservar el tren del día siguiente a Ayutthaya = engaño. Perdimos más de media hora en ir a la agencia esa y ver que lo que nos quería vender era un pack de excursión y la idea de que sacar el billete a primera hora de la mañana iba a ser imposible (había leído por internet lo contrario y corroboro, se puede sacar el billete en el mismo día, no os dejéis engañar!)

Después de esto cogimos un taximeter rosa, que como os recomendamos, sale mejor de precio.

Primera parada: Monte Dorado

La primera parada fue la Golden Mountain y el Wat Saket. Para llegar al templo que hay tienes que subir las escaleras que la bordean, en las que hay zonas con grandes campanas que dicen da buena suerte pasar e ir tocando todas, y grandes Gongs que hay que tocar 3 veces para lo mismo. Desde arriba las vistas de la ciudad son impresionantes, y hay una pequeña sala a modo templo donde puedes hacer tus ofrendas a buda con incienso y papelitos dorados que se le pegan a las figuras de Buda.

De ahí la siguiente parada era la zona Dusit. Cogimos taxi de nuevo, y nos llevó al Wat Indrawihan, donde veréis un Buda de 32 metros de altura, impresionante. Para completar nuestros rituales de buena suerte, compramos una pequeña jaula con pajaritos y los dejamos en libertad.

Como íbamos con la agenda del día apretada, cogimos otro taxi para llegar al Wat Benchamabophit, uno de los templos religiosos más modernos de Bangkok, que empezó a construirse en 1899. Es uno de los templos más vistosos exteriormente que vimos en Bangkok.

A partir de aquí el recorrido fue a pie, pasamos por la Estatua del Rey Chulalongkorn, el palacio Chitralada (cerrado al público porque es donde reside el Rey), el Zoo (sólo vimos la puerta, de tener tiempo hubiéramos entrado sin duda), y por fin al Palacio Vimanmek, el mayor edificio construido de madera de teca en el mundo.

Para acceder al Palacio Vimanmek no íbamos vestidos adecuadamente, por lo que nos hicieron comprar 2 pareos. A diferencia de los pareos que alquilamos en el Gran Palacio, estos eran de mejor calidad, lo malo: que no podían alquilarse, solo comprarse, y luego cargamos con ellos todo el día (en los trenes de los días siguientes nos sirvieron de manta a las mil maravillas, no hay mal que por bien no venga). La visita al palacio es guiada y en inglés. No se pueden hacer fotos en el interior, por lo que dejamos todas nuestras pertenencias en una taquilla y el calzado en la sala previa a la entrada. El palacio es de un estilo muy diferente a lo que habíamos visto, de estilo colonial, grandes ventanales…

De viaje a Tailandia - Bangkok

Centro comercial MBK

Llegada la hora de comer, y siguiendo nuestros lugares pendientes de ver, nos fuimos al MBK, es un gran centro comercial. Además de lo realmente grande que es, allí aprovechan bien el espacio. Los pasillos son pequeños, y las tiendas también, aunque tienen muchísimos artículos, por lo que resulta agobiante para ser un centro comercial, parece más un Mercado más.

Para comer había una zona con varios… no sé como llamarlos. Eran mostradores en los que se ofrecían diferentes tipos de comida, tú compras tickets por una cantidad de dinero y los canjeas con la comida y refrescos del puesto que quieras, y te sientas en cualquier mesa que veas indiferentemente de donde hayas adquirido la comida. Para todos los puestos que había, no elegimos muy bien la comida… pero el postre sí, una buena crepe!!

Muy cerca del centro comercial nos acercamos a la casa de Jim Thompson. Además de la propia casa son muy bonitos los jardines que la rodean.

La visita es guiada, en inglés, y no se pueden hacer fotos en el interior, pero sí desde el exterior. La visita dura una media hora, recomendación: no vayáis muy tarde porque nosotros llegamos por los pelos a la última visita, no recuerdo si era a las 17h o 17.30h, en la que enseñan la casa, y cuentan la historia de Jim Thompson. Es interesante de ver, pero si vais con el tiempo justo merece más la pena ir a los templos que ver al fin y al cabo, una casa.

Para volver al hotel, dimos un buen rodeo, pero con buen motivo: cogimos un Skytrain, desde el que vimos toda la zona de rascacielos, y nos dejó en el inicio del recorrido en barco de línea por el Río Chao Phraya para ver los monumentos de noche. Bajamos en la parada más cercana, y un tuc tuc nos dejó en Khaosan. Descansamos un poco, dejamos la maleta preparada, y volvimos a recorrernos Khaosan.

Khaosan Rd

Como última noche, nos dimos un masaje en condiciones, Alberto masaje de espalda, y yo un masaje facial con limpieza que me dejó extra relajada y con una piel espectacular 😉

De vuelta en el hotel, revisamos los horarios de tren para el día siguiente en el ordenador del Hotel, y a dormir pronto que tocaba madrugar, y ¡¡comenzar el viaje al norte del país!!

 

Gasto diario de dos personas:

Taxi meter (cogeríamos 2 o 3 durante el día): 220 Baths
Entrada palacio Vimanmek: 200 baths (y a esto hay que sumarle los pareos si no vas vestido apropiadamente)
Entrada Wat Benchamabophit: 40 Baths
Comida y compras en MBK: 1000 Baths
Sky Train: 30 BAths
Barco línea naranja: 15 Baths
Tuc tuc desde el río a Khaosan: 30 Baths
Cena en Khaosan: 150 baths
Masajes varios Charlie Massage: 500 Baths