Chiang Mai-Bangkok-Krabi, hasta la playa de Ao Nang

Aeropuerto de Chiang Mai

Madrugón: nos levantamos a las 4.30h.

El avión de Thai Airways rumbo a Bangkok para hacer escala antes de ir a Krabi salía a las 7 de la mañana de Chiang Mai. Acostumbrados a estar en el aeropuerto 1h30m o 2h antes de la salida del vuelo, llegamos al aeropuerto a las 5.30h de la mañana, con un taxi que nos llamaron en la recepción del hotel. Se llega desde el centro de Chiang Mai en 10-15 min.

Para los vuelos internos de Tailandia no es necesario llegar tan pronto al aeropuerto, con una hora es suficiente. De hecho tuvimos que esperar a que abrieran el embarque para facturar las mochilas. El equipaje nos lo facturaron ya con destino a Krabi, es decir, en Bangkok no tuvimos que ir a por las maletas, sino que ellos las gestionaron directamente para cargarlas en nuestro siguiente avión. No tuvimos ningún problema con el equipaje, ni nos planteamos que nos lo pudieran perder, pero vimos gente que por si acaso si que recogían en las escalas el equipaje para volverlo a facturar.

El vuelo Chiang Mai a Bangkok duró un poco más de una hora, como siempre con Thai Airways comodísimos, con almohada, manta, desayuno…

Lo malo: las horas que nos quedaban de espera en el aeropuerto de Bangkok… de 8.30h aprox. a 13.30h que salía el siguiente vuelo.

Al llegar al aeropuerto de Bangkok buscamos un lugar para desayunar, y fuimos a un punto de información, donde te dan una contraseña para el wifi gratuito que hay en el aeropuerto. Nos fuimos ya directamente a la puerta de embarque del siguiente vuelo, donde casi nos volvemos locos tanto rato, pero la espera merecía la pena, nos íbamos a la playa, aunque era ya la última parada del viaje, y de paso descansamos un poco que el cuerpo ya se iba resintiendo después de tantos días de no parar.

El vuelo de Bangkok a Krabi duró casi dos horas, en el aeropuerto de Krabi recogimos el equipaje y salimos a la zona principal del aeropuerto. Nos hizo mucha gracia que al salir había varias ventanillas de servicios de transporte a Ao nang y otras zonas de playa, y los vendedores te llamaban gesticulando de manera muy exagerada, intentando que no fueras al puesto de al lado, su competencia. Después de mirar precios cogimos en una de ellas un taxi para que nos llevara a Ao nang, con la condición de que nos llevara a los hoteles que teníamos mirados (no habíamos reservado nada).

Playa de Ao Nang- alojamiento

Al primer hotel que llegamos, que por cierto, justo este rato de buscar hotel llovía un poco, fue al Beach Terrace. Imposible hacernos entender con el taxista. Intentamos pronunciar cada vez mejor el nombre del hotel pero nada… hasta que le preguntó a otro taxista, y resulta que ellos lo pronuncian (literalmente) “be teré”. No hablamos inglés a las mil maravillas pero ¡no hubiéramos pronunciado así en la vida!

Vimos el hotel, la habitación bien, incluía desayuno, pegado a la playa… pero por si acaso fuimos a ver otro de la lista. (el taxista no estaba muy conforme…)

El otro hotel, no recuerdo como se llamaba, estaba en la otra punta del “paseo marítimo”. El hotel era muy majo, las habitaciones más pequeñas, también piscina, wifi gratis… Pero estaban de obras, y había polvo, ruidos y gente entrando y saliendo. Además el precio era igual. Así que vuelta al Be teré con nuestro taxista que nos quería dejar en un tuc tuc. Y le insistimos que habíamos pagado 600 baths por ir al hotel, y que no pensábamos pagar más transporte. Finalmente, nos alojamos en el Beach Terrace.

Las habitaciones del hotel Beach Terrace eran diferentes: había habitaciones con jacuzzi o normales. Así que reservamos 2 noches en habitación normal y la última con jacuzzi. Todas las habitaciones eran grandes, luminosas y con buen aire acondicionado.

Tras descansar un poquito nos fuimos a conocer la zona. Lo primero fue parar en una agencia para preguntar precios de excursiones para los dos días siguientes: queríamos ir a las Phi Phi Islands y hacer excursión a las 4 islas. Daban tiempo regulero para esos días, así que sólo reservamos la del día siguiente a las islas Phi phi. Las excursiones variaban según el transporte: se podía ir en Long Tail Boat o en Speed Boat. Más lento y con menos gente el primero, y más rápido y con más afluencia el segundo. En ambos entraba la comida, el transporte desde el hotel, y te prestaban gafas para hacer snorkel en varias paradas en el mar.

Compramos crema del sol (que se nos olvidó llevar y ya íbamos colorados de otros días), paseamos por la playa, cenamos y a dormir, a la espera del siguiente día de excursión.

 

Precio diario de dos personas:

Taxi hotel – aeropuerto Chiang Mai: 200 baths
Desayuno/almuerzo en aeropuerto de Bangkok: 455 baths
Taxi aeropuerto Krabi – Ao nang: 600 baths
Hotel 3 noches Beach terrace: 4900 baths